Cognitivo Conductual

Cognitivo Conductual

Psicoral-Iconos-Danza

La terapia Cognitivo-Conductual, también llamada simplemente conductual, es uno de los enfoques más antiguos.

Esta escuela se funda en la idea de que nacemos con una determinada herencia genética que marca nuestro temperamento, con el cual interactuamos con nuestro entorno en un proceso continúo de aprendizaje. Así aprendemos conductas tanto beneficiosas cuanto perjudiciales para nosotros mismos y para los demás.  El término “conductas” se utiliza en un sentido amplio, considerando conductas visibles, así como pensamientos, sentimientos y emociones.

El proceso de aprendizaje  es dinámico y activo, porque es el fruto de una compleja secuencias de interacciones entre los estímulos que nos ofrece el entorno y los componentes de nuestro temperamento. Todo aprendizaje ocurre siempre en un individuo que trae consigo una determinada constitución genética y una historia personal y única. Esto explica porque ante una misma situación cada persona reaccione de manera diferente.

El enfoque Cognitivo Conductual se ocupa de investigar este proceso de aprendizaje, es decir como aprendemos la conductas beneficiosas así como las que en realidad nos perjudican causándonos sentimientos negativos como ansiedad, tristeza, enfado etc…la terapia tendrá como objetivo el de “desaprender” estos tipo de conductas.

Tanto por la variedad de estrategias terapéuticas disponibles como por su eficacia, este enfoque se ha extendido a un amplio rango de trastornos psicológicos, así como a la promoción y prevención en salud.